logo-mat

titulomat

facetwitter

Actuales

NUEVOS HUÉSPEDES

 Las quince obras que componen la muestra Nuevos huéspedes amplían de una forma considerable el acervo de la colecciones que se encuentran en custodia en el Museo de Arte del Tolima, no solamente por enriquecer la perspectiva gráfica de lo que ya era una colección interesante sino por permitir el acercamiento a algunas de las firmas más reconocidas del arte mundial y a los transformadores movimientos de los que hicieron parte.  

De la mano de éstos creadores podemos recorrer un poco la historia de las vanguardias de los últimos cien años comenzando por la litografía del español Joan Miró, surrealista, abstracto y una de las obras más singulares del arte moderno europeo. Siguiendo con la legendaria serigrafía Marilyn de Andy Warhol, gran protagonista del pop art americano, autor que es considerado el artista más influyente del mundo después de Picasso. 

andywahorl

 Aunque pueda que las primeras piezas de op art (arte óptico) se lleguen a  atribuir a Marcel Duchamp y al movimiento futurista de comienzos del siglo XX es habitualmente aceptado que su creador fue el húngaro Victor Vasarely quien se encuentra magníficamente representado por su litografía YKA. Además del op art, hace parte de la llamada estética del movimiento el arte cinético cuyo ejemplo podemos  apreciar en la cromointerferencia del venezolano Carlos Cruz Diez; la única obra de la muestra que no es original seriado, como se considera a la gráfica en términos más precisos, pero que fue incluida por haberse utilizado serigrafía en su elaboración. 

 Tres de las obras que hacen parte de la carpeta impresa en España con motivo del primer centenario de los juegos olímpicos modernos en 1992 fueron realizadas por autores muy singulares que representan el impulso de vanguardia de la segunda mitad del siglo XX en su búsqueda de nuevos medios de expresión: El  coreano Nam June Paik reconocido mundialmente como creador del primer videoarte; el americano Dennis Oppenheim uno del los precursores del arte conceptual, pionero en el arte del performance y reconocido por sus obras de Land Art; y el alemán Wolf Vostell pionero también del videoarte, la instalación y el happening.  

Entre el Land Art y las instalaciones monumentales se encuentra la obra del búlgaro Christo y de Jeanne Claude, su esposa marroquí, a quienes podemos disfrutar en su litografía Lorca, que hace parte de una carpeta dedicada al gran poeta español de la generación del 26. 

composicin

Representantes de movimientos más regionales, pero no por ello menos importantes tenemos al español Antonio Saura, fundador del grupo el paso y parte del informalismo español y de la llamada Escuela de París en la que igualmente se circunscribe el también español Antoní Clavé; al italiano Mimmo Paladino miembro de la transvanguardia italiana; al mexicano José Luis Cuevas promotor del movimiento de La ruptura y de la modernidad en américa latina; al español Eduardo Naranjo máximo exponente del llamado realismo mágico onírico y a Daniel Lezama, el artista más joven de la selección, y que es parte importante de la nueva figuración mexicana. 

Este notable grupo de artistas lo cierra el colombiano Oscar Muñoz, gran protagonista de nuestro arte contemporáneo, con uno de sus famosos interiores de los años setenta. 

Litografías, aguafuertes, serigrafías, monotipias entre otras técnicas gráficas impecablemente realizadas por estos honorables nuevos huéspedes del Museo de Arte del Tolima. 

 

HECHO A MANO: 

RECUERDOS DE UN TERRITORIO 

En 1985 el escritor e intelectual Ítalo Calvino, considerado uno de los padres de la posmodernidad, escribió en una serie de manuscritos que se publicarían con el título Seis Propuestas para el Próximo Milenio:  

“Hubo un tiempo en que la memoria visual de un individuo se limitaba al patrimonio de sus experiencias directas y a un reducido repertorio de imágenes reflejadas por la cultura; la posibilidad de dar forma a mitos personales nacía del modo en que los fragmentos de esa memoria se combinaban entre sí, ensamblándose de maneras inesperadas y sugestivas”[1]. 

Florocobomedios

Hoy, en medio de una cultura visual y material contemporánea atiborrada de imágenes, en la que prevalecen el afán por la novedad y cierta ansiedad por producir tendencias globalizadas, Adriana Arango regresa a sus raíces tolimenses para hacer un homenaje a la región que la vio crecer. 

Hecho a Mano: Recuerdos de un Territorio, tiene como horizonte un proceso de investigación-creación de un poco más de un año, en el que la artista ha trabajado sobre una serie de elementos naturales y de producción artesanal del Departamento del Tolima. A partir de pinturas, dibujos y piezas escultóricas creadas especialmente para esta muestra, Arango ha creado un misceláneo entramado de elementos que han sido producto del quehacer de artesanos y agricultores, los cuales hoy reconocemos como típicos del paisaje tolimense. Partiendo de estos elementos representativos de identidad regional, la artista se ha propuesto tejer memoria colectiva y ahondar en las costumbres de esta zona del país. 

Los elementos que Arango reinterpreta y recrea no son sólo plantas u objetos cotidianos; la experiencia manual y material registrada en estos elementos son, por un lado, archivo material de la acción humana sobre su entorno y, a su vez, índices arqueológicos de la huella de artesanos y agricultores sobre materiales naturales y sintéticos que evidencian cambios en tradiciones regionales (como el tejido) y en territorios colonizados por plantas traídas de otras latitudes. 

“Los objetos habitan con nosotros el tiempo, las costumbres, las ideas. Sirven, se usan, se emplean; pero también significan, desplazan, emplazan, metaforizan, simbolizan. En buena medida nos significan, ocasionalmente, nos suplantan. Así, un objeto es siempre más que un objeto: es el registro cultural de un momento, de un uso, de una necesidad; es testigo de una tecnología, de una estética y de una pragmática. Su presencia bien puede definir lo doméstico y cotidiano tanto como pautar lo ritual y lo excepcional; remitir a usos colectivos, a códigos familiares o individuales. El objeto carga consigo, en los límites y fronteras de su forma y materialidad, una perspectiva de época y de mundo” [2]. 

Hecho a Mano: Recuerdos de un Territorio presenta al público, un trabajo dedicado y de gran dominio técnico a partir del cual, la artista ha abierto su dimensión interpretativa para explorar nuevos procesos de creación así como  lugares de trabajo, en la que es su primera exposición individual en un museo. La muestra busca celebrar la memoria manual del Departamento del Tolima y estimular una serie de reflexiones desde una perspectiva crítica sobre la manera en la que nos relacionamos con nuestro entorno inmediato; sobre la identidad ligada al territorio; y la relación entre las tradiciones de laboriosidad manual y su interdependencia con los recursos naturales y artificiales. 

Laura Zarta - Curadora 



[1] Calvino, Italo. Seis Propuestas Para el Próximo Milenio.

 

[2] Lozano, Ana María “Tras la celosía”, en Tras la celosía, (Bogotá: Ministerio de Cultura, 2015),11

     

 

DIBUJOS Y RASGUÑOS

pag0

La exposición "Dibujos y Rasguños" recopila obras de las colecciones Ortíz Salazar, Gobernación del Tolima y Museo de Arte del Tolima, en donde se presentan obras de los artistas Fernando Botero, Edgar Negret, Alejandro Obregón, Luis Caballero, Darío Morales, Mariana Varela, Mario Lafont, Ramón Torres Méndez, Juan Cárdenas Arroyo, José M. Velasco, Peregrino Rivera Arce, Epifanio Garay, Santiago Páramo, Francisco Antonio Cano y Ricardo Acevedo Bernal. 

caballero

La selección de estas piezas se realizó con la intención de mostrar de forma general diferentes momentos, intenciones y aspectos temáticos del dibujo, sin plantear un desarrollo cronológico. Se pueden apreciar en primera instancia algunas piezas en donde el dibujo y el rasguño (En algunos manuales antiguos aquellos dibujos de pocas líneas aproximándose a la forma eran denominados rasguños.) tienen la función de estudio previo para la ejecución de una obra posterior, generalmente pictórica.

caballos

 A partir de la década de los treinta, la técnica (el dibujo) deja de tener una función preliminar y los artistas comienzan a presentar trabajos como obras definitivas, aunque este valor solo llega a ser reconocido hasta finales de los años cincuenta. Una vez iniciada la década de los setenta se registran en el panorama nacional un considerable número de artistas dibujantes como Félix Ángel, Ever  Astudillo, Osear Muñoz y Mariana Várela, mientras que otros artistas como Eduardo Ramirez Villamizar y  Manuel Hernández alternan su producción en pintura y escultura, en el caso del primero, con la realización de importantes piezas en dibujo. 

paisaje

 

Algunos ejercicios de Dibujos y Rasguños realizados por visitantes a la exposición. 

a
b
c
d
e